MCM Revitalizada

Este sábado 21 de julio concluyó la primera semana de actividades del XIV Capítulo General de las Misioneras Cordimarianas. Por la mañana la oración motivó a las capitulares a comenzar la reflexión sobre la centralidad de la misión cordimariana dentro de la Iglesia, se tomaron como referencias las estaciones del año para reconocer que el de la vida es por medio de ciclos en los que a veces pareciera no estar, pero se encuentra en lo profundo gestándose donde nadie la nota para después brotar, así la vida cordimariana esta tomando fuerza, reencontrándose con sus raíces.

Durante el día se continuó el trabajo por equipos, finalizando la revisión de obras y el estudio de la centralidad de la misión, que es Dios mismo, Padre-Hijo-Espíritu, que vive en aquellos donde la vida clama atención, amor y cuidado.

En la celebración Eucarística se tuvo un momento de acción de gracias por el trabajo realizado y se ofrecieron los frutos de este: el trabajo de la revisión de obras realizadas de cada una de las cordimarianas; la reflexión de la centralidad de la misión y se pidió a Jesús que ayude a cada una a servir con amor como Él; por último se ofrecieron los sueños e ilusiones del Capítulo de una Misionera Revitalizada, es decir una mujer que ama incondicionalmente, cuida la vida, respeta su lugar y el de los demás, vive el presente, es agradecida, abierta, apasionada misionera, creativa firme, fiel en el seguimiento, mujer espiritual, entregada y llena de Dios, se alimenta de la Palabra y sabe discernirla, sensible, solidaria, entre otras cosas que la hacen mas humana a ejemplo de Jesús.  Qué el Corazón de María nuestro modelo de mujer siga acompañando este proceso capitular.