“Los ingredientes para la vida feliz se llaman bienaventuranzas”

Papa Francisco este día solemne nos invita a hacer esta reflexión y llevarla a la vida:

Son bienaventurados/bienaventuradas: Los simples, los humildes que hacen lugar a Dios, que saben llorar por los otros y por los propios errores, que se mantienen sencillos, que luchan por la justicia, son misericordiosos con todos, custodian la pureza del corazón, obran siempre por la paz y permanecen en la alegría, no odian e, incluso cuando sufren, responden al mal con el bien.

“Estas son las bienaventuranzas. No exigen gestos extraordinarios, no son para superhombres sino para quien vive las pruebas y las fatigas de cada día. Para nosotros… Son los santos: respiran como todos el aire del mal que hay en el mundo pero en el camino nunca pierden de vista el trazado por Jesús, aquel indicado en las bienaventuranzas, que son como el mapa de la vida cristiana”.

Hoy, día de todos los santos y santas es la fiesta de aquellos que han alcanzado la meta indicada por este mapa: no solo de los santos del calendario, sino de muchos hermanos y hermanas que caminan a nuestro lado, que tal vez nos hemos encontrado y conocido. Esta Solemnidad de Todos los Santos es nuestra fiesta: no porque seamos buenos, sino porque la santidad de Dios ha tocado nuestra vida. Los santos no son modelos perfectos, sino personas atravesadas por Dios.

Podemos compararlos con los vitrales de las iglesias que hacen entrar la luz en diversos tonos de colorLos santos son nuestros hermanos y hermanas que han acogido la luz de Dios en su corazón y la han transmitido al mundo, cada uno según su propia tonalidad. Pero todos han sido transparentes, han luchado por limpiar las manchas y las oscuridades del pecado, así dejan pasar la luz amable de Dios”.

Este es el objetivo de la vida, dejar pasar la luz de Dios, también el marco de nuestra vida. De hecho hoy en el Evangelio Jesús se dirige a los suyos, a todos nosotros, diciendo: Bienaventurados, esa palabra con la que inicia su predicación, que es Evangelio, buena noticia porque es el camino de la felicidad.

Quien está con Jesús es bienaventurado, es feliz… La felicidad verdadera es estar con el Señor y vivir por amor.

Esto nos ha invitado el día de hoy Papa Francisco a vivir esta fiesta de familia, de muchas personas sencillas y escondidas que en realidad ayudan a Dios a seguir adelante al mundo. ¡Y hay muchos también hoy! Hermanos y hermanas que ayudan a seguir adelante en el mundo.

¿Y tú, reconoces a esas santas/santos? ¿Trabajas por tu santidad?