ESTE AÑO ES CAPITULAR

Las Misioneras Cordimarianas cada seis años tenemos cambio de gobierno general y con ello se hace un alto congregacional para hacer reflexión juntas por dónde está caminando o desea seguir respondiendo ante la realidad actual y la misión de evangelizar.

El tiempo ha llegado y este 16 de julio del 2018 será el XIV Capítulo General con el tema: "MCM Revitalizadas desde el Evangelio y Carisma" Con el objetivo de recrear nuevas y funcionales estructuras en nuestra misión de evangelizar, retomar la sencillez y profundidad del Evangelio en nuestro ser y hacer, así como desde nuestro Carisma Eucaristico-Redentor, Misionero y Cordimariano responder a las urgencias de las y los marginados y necesitados de nuestro tiempo, y salir a su encuentro, al encuentro de la Vida.

El lema de este capítulo es "Con el Corazón de María salimos al encuentro de la Vida" Lema que está retomado desde el texto evangélico de la Visitación, ese encuentro de María y su prima Isabel, de Jesús y Juan el Bautista que nos renueva en esta Cultura del Encuentro que Papa Francisco nos invita a retomar, y que la Vida Consagrada a nivel latinoamericano ha elegido como icono para reflexionar y caminar, de salir a prisa al encuentro de la Vida; nosotras lo hacemos de manera especial desde el corazón de María, fragua de cada Cordimariana.

Nos acopaña un logo que nos recuerda este proceso que iniciamos hoy y seguiremos profundizando por seis años. El logotipo de este XIV Capitulo retoma el tema y lema en sí, plasmando los rasgos carismáticos desde los que nos queremos revitalizar.

CARISMA CORDIMARIANO.- plasmado en un corazón formado por dos medios corazones. El azul representando al Inmaculado Corazón de María y el rojo representando al de Jesús, Juntos fraguan el corazón de cada Cordimariana.

EUCARISTICO REDENTOR.- con la figuración de la Eucaristía (extremo superior del corazón rojo); La Cruz y El Espíritu Santo (Se representa La Trinidad santa) Tres elementos de nuestra entrega oblativa. Los siete rayos de luz salientes del costado de Jesús de la misma Ruah de Dios, son las siete mujeres que iniciaron la Obrita; siete número que nos recuerda la promesa de la compañía eterna –siempre, siempre, siempre- de Dios.

MISIONERO.- Ese Espíritu de Dios con su Luz que nos guía y nos revitaliza; nos lanzan siempre más allá, a la misión; saliendo de nuestras estructuras al encuentro de la vida, por ello surgen del mismo corazón de la cordimariana que la hace estar en salida. El Mapa de EUA, México y Centroamérica, lugares de actual misión, en el que están marcados figurativamente esos caminos de misión que se mantienen y las huellas que reconocen el origen de salida y que están haciendo camino más allá, a otros lugares de misión.

Acompañan al logotipo el Tema que enmarca el logo en la parte superior; la identificación del XIV Capítulo y el lema que recibe del Espíritu la luz, encajando con el logotipo.

A Dios Trinidad y al Inmaculado Corazón de María encomendamos este proceso Capitular.