Casas misión

Nuestras casas misión, y experiencias misioneras temporales son la vivencia de lo que desde nuestro nacimiento como congregación fuimos llamadas: "Anunciar el Evangelio particularmente a los humildes y campesinos, obreros, indígenas, presos, minusválidos y preferentemente mujeres, jóvenes y niñas/niños; a las y los destinatarios preferenciales del Mensaje de la Buena Noticia, de la Misericordia de Dios Padre-Madre, que reúne y une a sus criaturas dispersas por medio de Jesús, su Hijo y Enviado, formando así la nueva familia en la que ninguna persona queda excluida.

Atendiendo a Mujeres, niños y niñas, jóvenes migrantes en EUA, en situación de calle en México, y en enfermedad y pobreza en Guatemala y Honduras. Hijas e Hijos de Dios sedientos de Quien da la Vida en toda misión Cordimariana se pretende vivir al estilo de los apóstoles, viviendo y anunciando la Palabra... compartiendo las esperanzas y las tristezas de nuestros hermanos y hermanas.